Talleres en UTU: Menos sal, más sabor

31 May 2016

La Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular, junto al Ministerio de Salud, la Intendencia de Montevideo y CAMBADU, viene realizando durante 2016 actividades con docentes y alumnos de la Escuela de Hotelería, Gastronomía y Turismo del Consejo de Educación Técnico Profesional - Universidad del Trabajo del Uruguay (UTU). 

Dentro de los aspectos problemáticos de la dieta de los uruguayos aparece el consumo excesivo de sal, al cual se lo vincula con el desarrollo de hipertensión arterial y enfermedades del sistema circulatorio  (infarto y ACV). Por día un uruguayo consume en promedio 10 gr. de sal, siendo la meta máxima local,  y en casi todo el mundo,  5 gr. diarios.

El objetivo principal de los talleres es que los asistentes conozcan el impacto del elevado consumo de sodio y sal en la salud de los uruguayos, y la importancia de su disminución en las comidas consumidas dentro y fuera del hogar. El taller hace especial énfasis en el reconocimiento del rol de la gastronomía  en la optimización de la salud y prevención de la enfermedad cardiovascular. Los platos preparados fuera del hogar con un menor aporte de sal representarán un beneficio para la salud de la población. Para que esto ocurra, los cocineros, chefs y encargados de locales y comedores deben estar sensibilizados y trabajar recetas y preparaciones con menos sal ¡pero con más sabor!

En el mes de marzo, en el Salón Dorado de la Intendencia de Montevideo, se realizó el primer taller dirigido a docentes de gastronomía de UTU, que contó con la participación de 50 personas de varios puntos del país. El investigador Dr. Gastón Ares de la Universidad de la República presentó experiencias de modificación y percepción del sabor salado, mientras que el cocinero y chef Ignacio Tortora -de “Sin Azúcar”- compartió ideas sobre cocinar sin sal y las diferentes formas de aportar más sabor a las preparaciones.

En mayo más de 50 estudiantes y de la Escuela de Hotelería, Gastronomía y Turismo de UTU de Arroyo Seco, participaron del taller. En un clima de atención  y gran interés los futuros cocineros y chefs conocieron la situación de la salud pública nacional y la influencia de la sal en la misma. Durante la actividad se compartieron herramientas y técnicas culinarias que colaboran  en la reducción de la sal y se reconocieron productos e  ingredientes ricos en sodio a través de envases y rótulos de alimentos.