Hipertensión arterial

¿Qué es la hipertensión arterial?

La presión arterial alta, también conocida como hipertensión, implica que la sangre que corre a través de las arterias lo hace con demasiada fuerza y ejerce presión sobres sus paredes.

La presión arterial es el factor de riesgo más importante de las enfermedades cardiovasculares. Lo habitual es que la hipertensión arterial evolucione en forma crónica sin presentar síntomas.

Se la considera el “asesino silencioso”, porque va dañando las arterias de distintos órganos como: el cerebro, en donde puede causar un accidente vascular encefálico; los riñones, causando insuficiencia renal que puede terminar en  diálisis y en el corazón a través de un infarto.

En algunos casos esta enfermedad puede manifestarse por: dolor de cabeza, zumbido de oídos, trastornos de la visión, mareos o palpitaciones. Ante la presencia de uno o más de estos síntomas o el hallazgo de cifras elevadas de presión arterial consulte a su médico, es el único profesional capacitado para realizar el diagnóstico de la enfermedad y brindar el tratamiento adecuado.

Evítela desde la infancia

La hipertensión arterial muchas veces comienza en la infancia. Desde los 18 años se considera presión arterial normal con valores de 130 como máxima y 85 como mínima.

¿Cómo puedo saber si soy hipertenso?

La única forma de saberlo es realizando el control periódico de su presión arterial. Puede sospecharlo si tiene padre o madre con hipertensión arterial o si sufre de cefaleas continuas.

¿Qué debe hacer si es hipertenso?

El hipertenso puede sufrir daños severos que pueden llevar a la muerte si no normaliza sus cifras. La buena noticia es que la presión arterial alta se puede controlar con bajo costo y poco esfuerzo.

Empiece a bajar de peso ahora, su presión puede mejorar con modestos descensos. Mejore sus hábitos alimenticios: evite el consumo de sal y alimentos que contienen mucha sal como quesos, fiambres, pan, galletas, comida comprada, bizcochos, sopas en cubos e instantáneas, salsa, productos de copetín y snacks. También coma varias porciones de frutas y vegetales a diario. Prefiera carnes magras y lácteos descremados.

Consulte periódicamente a su médico y adhiera al tratamiento con los medicamentos. No realice cambios sin consultar a su médico y dé aviso si por alguna razón abandona la medicación. Evite fumar y controle la ingesta de alcohol. Realice actividad física.

 

Folleto Hipertensión arterial

Descargar