Autoridades de salud coinciden en que la actividad física es un "medicamento económico"

8 Jul 2016

La práctica de actividades físicas mejoran la calidad de vida, enfatizaron el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, y el titular de la Comisión Honoraria de Salud Cardiovascular, Mario Zelarayán. Es una forma económica de mantenerse sanos y promover la desmedicalización pues, sumada a una alimentación saludable, reduce, por ejemplo, factores de riesgo de contraer cáncer de colon y enfermedades crónicas no transmisibles.

"Practicar algún tipo de ejercicio es una forma de promover y mejorar la calidad de vida, el bienestar de la salud", insistió Basso en el marco de la presentación de los datos de la encuesta nacional sobre el vínculo de los uruguayos con la actividad física y los deportes.

“No hay duda de lo que implica la actividad física para nuestra población, envejecida, con enfermedades crónicas no transmisibles en un porcentaje muy alto”, añadió el ministro, quien junto a Zelarayán se refirió al vínculo entre el ejercicio y la salud en la actividad desarrollada el jueves 7 en Torre Ejecutiva.

“La apuesta a una vida activa es fantástica, sobre todo pensando en la hipertensión, diabetes, obesidad, problemas vinculados a la depresión e incluso al cáncer de colon”, detalló Basso.

En ese sentido, el ministro recordó que este tipo de cáncer aqueja cada vez a más uruguayos, por lo que consideró como muy importante promover la actividad física, ya que disminuye las probabilidades de contraer esa enfermedad.

El Ministerio de Salud Pública trabaja en una serie de guías sobre actividad físicas junto a la Comisión Nacional de Educación Física y la Comisión Honoraria de Salud Cardiovascular.

A esta iniciativa se suman las guías alimentarias para una adecuada nutrición. Basso se refirió a los costos de la salud, y lo que se evita cuando la población tiene una vida saludable, practica actividad física y se alimenta bien. “Apostar por la vida sana, por una mirada desmedicalizada no siempre logra el marketing de las enfermedades. La actividad física es un socio estratégico de la salud”, indicó.

Consideró fundamental que la población se ejercite y recomendó caminar, evitar ascensores, transitar a pie y visitar espacios públicos.

Zelarayán coincidió con Basso. “El ejercicio es un medicamento económico”, dijo.

El titular de la Comisión Honoraria de Salud Cardiovascular repasó los beneficios de la actividad física y explicó que existen “puntos” de actividad cero en la jornada de las personas, más allá de las horas en que duermen.

Agregó que a veces un deportista tiene cinco horas intensas, pero otro tanto de total sedentarismo, mientras que un ama de casa casi no tiene horas de cero actividad. En cuanto al combate al sedentarismo, enfatizó la importancia de atender la situación de los niños.

Además instó a generar espacios laborales para que los trabajadores puedan hacer actividad física, al menos lo que se conoce como “pausa activa”. También consideró oportuno promover la instalación de salas acondicionadas para la práctica de la actividad física en tiempo de descanso. “Así como algunos salen a fumar, otros pueden hacer ejercicio”, sugirió.

 

Nota de web Presidencia del 08.07.2016